El diseño del empaque es parte fundamental en la generación de emociones hacia el consumidor. El empaque es el único medio publicitario de los productos en el anaquel.

El empaque contribuye en gran medida a una exitosa ejecución de punto de venta.

El packaging es quizá uno de sus elementos más importantes. El principal motivo es que, además de resguardar eficientemente su contenido, puede resultar lo suficientemente atractivo para captar y cautivar la atención del cliente desde el anaquel. Por este motivo, este material necesita tener un diseño adecuado.

Hay un principio básico en diseño que se tiene que respetar incluso en el tema del packaging: “menos es más”. El empaque de un producto debe ser sencillo, más nunca simple.

Debe mantener el alma de la empresa y los estándares de comunicación que este busca mantener.

También es vital considerar la forma del empaque, se debe prestar para su transporte, optimo mantenimiento del producto y almacenamiento.

Recuerda, hoy los productos no son la marca, la marca hace al producto. Por lo que es realmente significativo considerar “La experiencia” durante el consumo de tu producto. La magia del Unboxing, este es un tema complementario que ha ido agarrando fuerza, ya que si antes se pensaba en el bienestar del producto y la información que brindabas. Hoy es importante la experiencia que ofreces.

El unboxing es una gran estrategia de marketing.

En diferentes lados el mundo ha ido creciendo esta tendencia, por ejemplo, en Japón la dedicación, cuidado y empeño que le ponen a los empaques, puede ser más valioso que el producto en sí.

El empacado se ha convertido en un ritual al que se le dedica tiempo, es metódico, tiene mensaje y sobre todo calidad.

Ofreciendo un nuevo valor al producto.

Para realizar un packaging con experiencia unboxing es útil que te hagas las siguientes preguntas: ¿Qué es lo primero que va a encontrar al abrirlo? ¿Qué es lo último? ¿Qué cosas deben ir apareciendo? Tanto empacar como desempacar es parte del diseño de experiencias. La secuencia es importante y se nota en todo el proceso de unboxing.

Pasando a la parte técnica, es elemental que cumplas con los lineamientos legales de un producto. Respecto a la información que se presentará en el empaque, hay que evitar excesos. Pero hay información que sí o sí se debe utilizar. Bajo el principio de “menos es más”, siempre será mejor colocar la información necesaria, dejando de lado los datos irrelevantes. También puede agregar un código QR o un mini brochure para el primer acercamiento de tu producto con el usuario.

También resulta bastante interesante y trascendental considerar e implementar las tendencias que existen actualmente en el diseño, tanto de la forma del empaque como en las facings con las que cuenta este tipo de materiales.

No olvides hacer pruebas para saber qué diseño es el que resulta más atractivo en el punto de venta. De estas pruebas se puede conocer qué colores, formas y figuras son las que funciona mejor para una determinada público meta. A partir de estos insights se puede construir un packaging inolvidable, funcional, armónico, icónico, llamativo, pero al mismo tiempo útil.



** La mayoría de los artículos están inspirados en mi experiencia profesional y complementados con información de diferentes medios.
*** Las imágenes son demostrativas, con el fin de transmitir las ideas expuestas en el artículo. Todas están vinculadas a su link original.


Bibliografía: Francia Serrano® Concept Design, Informa BTL, Young Marketing

Francia Serrano Concept Design Studio © Copyright 2018 | Todos los derechos reservados